Porqué los juegos son tan importantes para los niños pequeños

Entrevista con el profesor y doctor en Pedagogía Bernhard Hauser

La importancia de los juegos para los niños

Los juegos son de gran importancia para el desarrollo de los niños. Cómo contribuye exactamente el juego a su desarrollo es lo que he hemos preguntado al profesor Bernhard Hauser, que ha realizado un estudio sobre el tema.

La investigación sobre «la estimulación temprana de la competencia matemática a través del juego»

Profesor Hauser, ahora ha presentado un estudio sobre «la estimulación temprana de la competencia matemática a través del juego» en los centros de educación preescolar. ¿Qué es lo que ha investigado con su estudio?

Bernhard Hauser: «Hemos dividido un total 329 niños de 35 centros de educación preescolar diferentes en tres grupos respectivamente y hemos comparado la estimulación temprana integrada en el juego con un programa de formación actual y los métodos didácticos tradicionales. El tema escogido ha sido la construcción del concepto de número en los niños de 5 y 6 años. El primer grupo utilizó para ello el programa de matemáticas «Mengen zählen Zahlen». Al segundo grupo se le proporcionó juegos como «Halli Galli» y otros desarrollados por nosotros mismos. Al tercer grupo, como grupo de control, no se le ofreció ninguna estimulación del talento matemático especial. La comparación se llevó a cabo a lo largo de ocho semanas, durante las cuales los dos primeros grupos recibieron estimulación de la competencia matemática tres veces por semana durante 30 minutos.»

¿Qué resultados obtuvo?

Bernhard Hauser: «El progreso en el grupo con la estimulación integrada en el juego fue el mejor. Los niños aprendieron considerablemente mucho más que los niños del grupo comparativo que recibieron la estimulación tradicional.

Con las filmaciones hemos descubierto que los niños de los juegos estaban activos matemáticamente durante más tiempo y que intercambiaron impresiones al respecto con sus compañeros de juego con mayor frecuencia que los otros. Además, en estos niños la atención en el tema se mantuvo durante más tiempo.»
Niño con cubo Ravensburger

¿Qué resultados obtuvo?

Bernhard Hauser: «El progreso en el grupo con la estimulación integrada en el juego fue el mejor. Los niños aprendieron considerablemente mucho más que los niños del grupo comparativo que recibieron la estimulación tradicional.

Con las filmaciones hemos descubierto que los niños de los juegos estaban activos matemáticamente durante más tiempo y que intercambiaron impresiones al respecto con sus compañeros de juego con mayor frecuencia que los otros. Además, en estos niños la atención en el tema se mantuvo durante más tiempo.»

Entonces los niños aprenden mejor jugando. ¿Qué significa eso?

Bernhard Hauser: «Sabemos que los niños que disponen de las llamadas habilidades precursoras captan nuevos conceptos más rápido. La estimulación integrada en el juego en los niños de preescolar demuestra, como puede comprobarse, tener un gran efecto, por ejemplo, en sus competencias matemáticas en los años posteriores. Seguimos encontrando muchas pruebas de que los juegos, además de conocimientos, también ejercitan numerosas competencias básicas, que son decisivas para el aprendizaje más adelante.»

Nuestros productos para su niño pequeño

¿Qué aprenden los niños al jugar?

Bernhard Hauser: «Naturalmente, podemos centrar un juego en la competencia deseada, por ejemplo, en la motricidad o la clasificación y la comparación. Pero a la hora de jugar también se trata de concentrarse en una cosa y en los compañeros de juego, y también de comunicarse con ellos.
Esto ya supone una tarea importante para los niños pequeños de 2-3 años. La gran atracción en un juego es lo imprevisible, aquello que consigue fascinar al niño, pero a la vez le plantea muchos retos pequeños. Al jugar, los niños tienen que centrarse en cosas, tienen que actuar, tomar decisiones y aceptar sus consecuencias.
A partir de los cuatro años más o menos, los niños tienen mejor disposición para el aprendizaje y se miden con los demás compitiendo con ellos. Además, los juegos con reglas obligan a ponerse en la piel de los otros jugadores. Así, cuando juegan, tienen lugar verdaderas negociaciones, y se practica también la igualdad de oportunidades, e incluso la democracia.»

¿Entonces los juegos sirven prácticamente para todo?

Bernhard Hauser: «Los juegos siempre estimulan a los niños, incluso a los más pequeños, porque pueden adaptarse a sus diferentes niveles de aprendizaje para que pueden aprender a su propio ritmo.

Les recomiendo a los padres que jueguen de forma activa con sus hijos y que sigan desafiando sus capacidades con juegos de mayor dificultad cada vez. Así asentarán valiosas competencias básicas que les facilitarán el aprendizaje en los años posteriores.»

Profesor Hauser, le damos las gracias por conversar con nosotros.