Entrevista Siglinde Nowack

Un gran desafío con piezas de cartón

El puzle más grande de Ravensburger mide 14 metros cuadrados, pesa 20 kilos y se compone de exactamente 40.320 piezas. Su caja es tan grande que hasta un niño podría esconderse en ella.

El tema del puzle: una combinación de ilustraciones elaboradas a mano que representan escenas de las películas más populares de Disney. Por tanto, no se trata de un puzle corriente.

Siglinde Nowack, jefa de producto internacional de Ravensburger, comenta las peculiaridades de la selección del tema y la fabricación de este puzle de récord mundial, así como de los apasionados de los puzles que afrontan el desafío de montarlo.

Señora Nowack, ¿cómo se le ocurrió a Ravensburger la idea de fabricar el puzle más grande del mundo?

Siglinde Nowack: «Como líderes de los puzles en Europa, cada pocos años nos ponemos el reto de batir el récord mundial actual con un puzle de un tamaño aún mayor y comercializarlo a nivel internacional.»

Por eso optaron por la temática de las películas Disney, que son internacionalmente conocidas. ¿Son escenas de película fotografiadas?

Siglinde Nowack: «No, eso no habría funcionado. Las diez imágenes y las tiras de película que las bordean han sido dibujadas a mano. Un dibujante autorizado por Disney las realizó expresamente para este puzle. Esta originalidad también se refleja, por ejemplo, en los símbolos de Mickey Mouse que se esconden en cada una de las escenas».

¿Cuál fue el gran desafío técnico a la hora de producir este puzle?

Siglinde Nowack: «En todo caso, el tamaño y el formato del puzle. No encajaba con ninguna de las máquinas corrientes y tampoco teníamos una troqueladora adecuada. Por eso, dividimos el puzle en diez segmentos. Sin embargo, para conseguir una unión perfecta entre los segmentos, tuvimos que ajustar todo el proceso de producción: desde el encaje perfecto entre las piezas de puzle o la correspondencia exacta de los colores en los bordes, hasta el desarrollo de un caja plegable propia en la que cupieran todas las bolsas con las piezas. Para encontrar la solución, necesitamos muchas buenas ideas, nuestra experiencia técnica y mucho trabajo.»

Al gigante del sector no podría faltarle experiencia. ¿Dónde se refleja esa experiencia?

Siglinde Nowack: «En nuestro saber hacer en cuanto a la fabricación de puzles: comenzando por los especialistas que diseñan las formas de las piezas de puzle para las troqueladoras hasta la fabricación de los troqueles que se curvan a mano, por lo que cada uno es una pieza única.»

Un puzle de 14 metros cuadrados no cabe en cualquier salón. ¿Cómo y dónde se puede montar este puzle de récord mundial?

Siglinde Nowack: «Este puzle de 40.000 piezas viene empaquetado en diez bolsas con 4.032 piezas para cada una de las diez imágenes diferentes. Eso significa que se puede montar bolsa por bolsa y luego juntar las diferentes partes una vez completadas para componer el puzle gigante. O también se puede montar en uno de los grandes eventos del sector de los juegos que tendrán lugar en los próximos meses en Alemania, como por ejemplo en el festival Ravensburg spielt de Ravensburg, la feria modell-hobby-spiel de Leipzig, la feria Spiel de Essen, la feria Spielwies'n de Múnich o la feria Süddeutschen Spielemesse de Stuttgart, bajo el lema «¡Montar puzles nos une!».

¿Hay gente que consigue montarlo?

Siglinde Nowack: «¡Por supuesto! En principio puede conseguirlo cualquiera que tenga mucha paciencia y perseverancia. Quienes lo consiguen son normalmente aficionados a los puzles muy ambiciosos. Muchas veces, estos puzles gigantes los montan grupos de varias personas.»

¿Cuánto tiempo necesita una persona para montar las 40.000 piezas?

Siglinde Nowack: «Depende de la práctica que tenga quien lo monte… Si dedica cada día dos horas a montar el puzle y luego se coge unos días de vacaciones, puede lograrlo en un año. Nosotros calculamos que se tardarían unas 600 horas, o sea, 25 días sin parar.»

¿Quién monta un puzle así? ¿Hay gente que lo compra?

Siglinde Nowack: «Por supuesto. Por un lado, tenemos a los apasionados de Disney de todo el mundo y, por otro, a particulares, niños, familias o grupos que buscan divertirse a lo grande participando en un proyecto común como lo es montar este puzle. Hemos escogido estas imágenes expresamente porque despiertan varias emociones al contemplarlas. Cada generación descubre en ellas escenas Disney de su infancia, como «Bambi», «La sirenita» o «El rey león». Y montar un puzle con tantos detallitos resulta muy divertido.»

¿Cuánto cuesta el puzle más grande del mundo y dónde puedo comprarlo?

Siglinde Nowack: «Cuesta aproximadamente 400 euros y se puede adquirir en Europa, Estados Unidos, Asia, en total en unos 100 países de todo el mundo.»